Los sueños en concreto, 35 aniversario del Teatro Teresa Carreño

Los sueños en concreto, 35 aniversario del Teatro Teresa Carreño

El palpitar del corazón cultural de nuestra ciudad se acelera, su ritmo apresurado nos indica que un momento especial ha llegado: celebraremos a nuestro Teresa Carreño, que ahora está de aniversario. Son 35 años que han transcurrido desde su inauguración, y ese es el tiempo exacto que llevamos soñando dentro de él a través de la danza o el teatro, y sin duda disfrutando de conciertos para todos los gustos como música clásica, salsa, tambor, merengue, rock y las llaneras del Grandioso Tío Simón.

En esta mágica estructura de concreto hay espacio para todo tipo de expresión artística, niños, jóvenes y adultos hemos disfrutado a granel bajo las nubes blancas y las pirámides vibrantes, ballet clásico, opera, y mises desfilando, todo arte es bienvenido, sus tablas han vibrado con colorido carnaval y hasta el teatro negro de Praga aquí nos ha logrado asombrar, Don Quijote nos enseñó a no dejar nunca de soñar y El Cascanueces nos acompaña al llegar la navidad.

Dentro encierra una maravillosa colección de arte, el Maestro Jesús Soto nos da la bienvenida y por eso es imposible no mirar hacia arriba, con gran admiración encontraremos a nuestro alrededor los hermosos jardines de Colette Dellozane, lugar que cobija a los jóvenes amantes.

Y casi desapercibido, muy visible pero inesperado para los que tienen buen ojo, nos acompaña imponente la gran obra de Harry Abend, su Relieve Mural sobre Pantallas Inclinadas se extiende a todo lo largo y ancho de la parte externa de la sala Ríos Reina, nombrada en honor a quien seguro desde arriba celebra con mucha alegría lo que en vida no disfrutó.

Pero que grande es el Teresa, la fiesta es arriba y abajo. Allá en las alturas hay concierto, lo dirige sonreído el gran Maestro José Abreu, tantos artistas hemos visto por sus escenarios desfilando, sean de aquí o foráneos a todos hemos abrazado, porque así es el Teresa, como un buen Venezolano, abre sus brazos a todos y para cada uno hay espacio.

Sandoval, Izenhour, Kunckel y Marcano para todos ustedes nuestro más profundo aplauso, por habernos construido tan maravilloso lugar, donde cada espectáculo pone al pueblo a soñar, sea de día o de noche, entre semana o durante un fin, con la apertura del telón y  la pantalla más grande del país, contamos los días para estar de nuevo todos sentados, sintiendo nuestra alma crecer en una magia sin fin, según sea la ocasión para llorar o reír.

Es el teatro Teresa perfecto ejemplo del éxito que alcanza una construcción con su equilibrada integración espacial, naturaleza, arte y edificio en uno solo se han fundido y a todos nos ha encantado, algún día en sus butacas sentaditos veremos abrir de nuevo la escritura negra sobre fondo blanco, telón que acompañó aquellos primeros aplausos, al que llevamos en nuestros recuerdos y hoy día añoramos.

COMENTARIOS

X