Aves en Caracas, preservando las alas y colores

Fuente: Steemit

Fuente: Steemit

En Caracas hay mucho qué contemplar. Las estructuras y los lugares que tiene hacen que sea un lugar donde los ojos siempre tienen trabajo por hacer. Pero no todo es arquitectura. Las aves en Caracas, surcan nuestro cielo caraqueño y nos hace pensar que es un paraíso cada vez que las vemos volar por los alrededores, al menos cuando de guacamayas, loros, turpiales, guacharacas, azulejos o gavilanes se trata.

Los caraqueños siempre somos testigos de las aves que vuelan por nuestro cielo citadino desde la calle o desde nuestros balcones y que incluso muchas personas han tenido el privilegio de tocar y alimentar. De verdad que es un espectáculo que muchos han tenido la suerte de disfrutar.  Sin embargo, tenemos que aprender a tratar mejor a nuestras aves para evitar hacerles daño y seguir disfrutando de su presencia. Aquí te enseñaré como.

Ayuda a que sean libres

Las aves nacieron para estar libres, si lo están por nuestra ciudad es porque se sienten cómodas y felices de esta manera.  En el caso de las guacamayas, ellas se adaptan rápido a las ciudades, imagina cuanto sufren si están en cautiverio. Si bien es cierto que tenerlas adornando con sus colores nuestros hogares es hermoso, volando en nuestro cielo se ven más impresionantes.

Colabora con su sana alimentación

Las aves tienen una dieta muy particular, por lo tanto hay alimentos que les hacen daño como: la patilla, pan, galletas, tortas y chocolate. Si deseas darles  de comer,  procura darles frutas (el mango les  encanta), semillas de girasol, maní con concha, semillas de jabillo y de chaguaramo. Aparte de  esto, los insectos también son buena opción. Ellas lo agradecerán y se darán un festín con estos alimentos.

Pasa un tiempo junto a ellas

Primero que nada, tratar de atraparlas no es buena idea. Gánate la confianza de estas con comida (las que ya mencioné). En vez de darle prioridad a una foto o video, disfruta la experiencia. Hacer movimientos bruscos pueden espantarlas, así que mejor admíralas desde una distancia prudencial. No se  trata solo  de colocar comida en el balcón por una selfie para las redes sociales, debido a que estas van a volver ahí por comida en una rutina y les cuesta entender que luego no podrán encontrar alimento en tu balcón.

Todas las aves de nuestra ciudad se merecen un cuidado para vivir felices, además de que nos brindan algo inigualable de admirar. Se trata de convivir con ellas y ayudarlas. Después de todo, ¿a quién no le gusta ver a nuestras aves adornando el cielo con sus colores?

Fuente: @mabelcornago - Mabel Cornago

Fuente: @mabelcornago – Mabel Cornago

COMENTARIOS

X