La Plaza Bolívar de Caracas: Testigo de la historia

La Plaza Bolívar de Caracas: Testigo de la historia

La Plaza Bolívar, es un lugar memorable, conocida en sus inicios como la Plaza Mayor en la cual habitaba un mercado ambulante y en ocasiones se celebraban grandes acontecimientos. Fue modificada en diversas ocasiones y actualmente la podemos considerar todo un casco histórico. Un lugar en donde las memorias permanecen, empezando por el punto central de la misma: La Estatua del libertador en la cual se posan todas las miradas.

Pero no fue sino hasta que llegaron los restos del Libertador a Caracas, cuando formalmente se nombró: plaza Bolívar y al inaugurarse la estatua, la misma adquirió más valor cultural. Particularmente hay que resaltar que un día como hoy 7 noviembre pero en 1874 se inauguró la pieza realizada por Escipión Tadolini, hijo de Adamo Tadolini creador inicial, con el repique campanas y 21 cañonazos. Un dato interesante es el hecho de que esta fue la primera inauguración que contó con el uso de aparatos eléctricos para iluminar; Además de que esta obra es una réplica de la que se halla en la plaza Bolívar de Lima, Perú.

Fue Esculpida en bronce con una fusión de cobre, posee cuatro metros de altura y sitúa al libertador sobre un caballo en alto. Estas piezas específicamente representan al héroe tras el progreso. Debajo de su pedestal se encuentran una serie de objetos tales como: documentos, monedas de plata, el primer censo de la República y ejemplares de los periódicos.

Finalmente la obra no tuvo grandes modificaciones, salvo en 1889 cuando se cambió la inscripción que tenía el pedestal, de resto en 1959 fue designada Monumento Conmemorativo.

Este recorrido histórico, da cuenta del lugar que es y será considerado un auténtico crisol cultural para el caraqueño. Dado que congenian desde los más pequeños hasta los más adultos; es un dialogo que surge entre la plaza y su alrededor.

COMENTARIOS

X