Día del escritor en Venezuela: Imaginemos a Andrés Bello en la Caracas de hoy

Día del escritor en Venezuela: Imaginemos a Andrés Bello en la Caracas de hoy

Siempre será agradable leer a Andrés Bello, nuestro más importante poeta, crítico literario y filólogo. Sus poemas inmediatamente nos remiten a una ciudad y a un país en el que predominaba la naturaleza, a la que él le atribuía un carácter mítico y era capaz de relacionar con la cultura griega, de historia tan rica y antigua.

Es en honor al gran valor que tienen para la historia de la literatura de nuestro país, que se celebra el día del escritor en Venezuela cada 29 de noviembre, fecha que coincide con el natalicio de tan importante autor en el año 1781.

La poesía de Andrés Bello se inscribe dentro de la corriente neoclásica de la literatura. A través de su estilo sobrio, erudito y un manejo excepcional del idioma, rinde honor a su tierra comparándola con los lugares más exóticos de la mitología griega.

En esta oportunidad lo recordamos por uno de sus más célebres poemas, “Anauco”, en honor a este veterano río, testigo de numerosas generaciones de caraqueños:

“Tú, verde y apacible

ribera del Anauco,

para mí más alegre,

que los bosques idalios

 y las vegas hermosas

de la plácida Pafos,

resonarás continuo

con mis humildes cantos”.

Arturo Michelena (1896) La Cascada de Gamboa. óleo sobre tela 90 x 55 cm

Arturo Michelena (1896) La Cascada de Gamboa. óleo sobre tela 90 x 55 cm

Brillantemente, Bello compara la ribera del Anauco, el pequeño río de nuestra ciudad con la “plácida Pafos”, una hermosa ciudad europea, de gran valor y en la que se encuentra el santuario de Afrodita. Esta imagen tan sublime de una Caracas ideal, llena de cultura en cada rincón y orilla de río, deberá acompañarnos siempre, para recordarnos la sensibilidad y el amor por esta ciudad que es capaz de sentir y de expresar un escritor como Andrés Bello.

Puente Anauci

Puente Anauco

Aun con los grandes niveles de crecimiento de Caracas en contraste con los de la Venezuela del siglo XIX, la ciudad cuenta con numerosos espacios verdes y atractivos naturales. Además, permanece siempre la inmejorable vista del Ávila, que cada día con su magnitud tiene la capacidad de dejarnos pasmados ante la la belleza y el ímpetu de sus espacios.

Por algunos instantes  cabe preguntarse ¿Qué adjetivos escogería Andrés Bello, como escritor el día de hoy para expresarse sobre esta vista y sobre la Caracas de hoy? ¿Qué poemas le dedicaría a las grandes torres que hay ahora y atraviesan todas las vistas posibles de Caracas y cómo hablaría de ellas? Son interrogantes ingenuas hacia alguien del pasado, aunque vale la pena que estas sean respondidas por los escritores de hoy, quienes en el fondo no pueden dejar de amar esta ciudad, pero también de las mayores fuentes de creatividad posibles.

Este día del escritor, dejemos que la mirada aguda, sensible y a la vez elocuente de Andrés Bello sea la que guíe nuestra inspiración. Trazemos el camino para hallar las conexiones más sublimes que nos ofrecen todavía algunos espacios de la Caracas de hoy con el universo mítico.

COMENTARIOS

X