Museo de los niños, el lugar donde lo prohibido es no tocar

Museo de los niños, el lugar donde lo prohibido es no tocar

Adentrarse a este maravilloso universo implica saber que los más pequeños de la casa podrán aprender y conocer sobre ecología, física, biología, el espacio y comunicación de la manera más pedagógica y dinámica que puede existir; pero también es desarrollar un increíble deseo por volver a ser niño. Y, es que caminar y recorrer este lugar es saber que no importa la edad que tengas, el conocimiento siempre puede ir acompañado de la diversión.

El museíto, como de cariño se le conoce, fue fundado en 1982 por la primera dama Alicia Pietri de Caldera, esposa del expresidente Rafael Caldera, con la idea de que el lugar estuviera dirigido para niños y jóvenes sin que pareciera a un museo tradicional, y se caracteriza hasta la fecha por ser el único museo privado de Venezuela.

mabel-4

El museo da la bienvenida a los visitantes en un lobby con exhibiciones que indican las diferentes áreas que se encuentran en el resto del edificio. Es un lugar oscuro, un concepto que se estableció con el objetivo de hacer que las exhibiciones resalten.

El lugar lo componen dos edificios. El primero, cuya estructura era la existente en la inauguración del complejo, tiene cuatro pisos y en ella se hallan las áreas de biología, ecología, física y comunicación; cada una con espacios donde tanto niños como adultos pueden recorrer e interactuar. La segunda, un ambiente en el que todos pueden viajar a la Luna, Marte y asistir a las funciones del planetario para así adentrarse en una aventura en la que logras La conquista del espacio.

mabel-6

La Gran caja de colores, una sección solo para niños en edad preescolar, y la Emoción de vivir sin drogas son exhibiciones con entradas independientes en el museo. Asimismo, al salir del recinto bajas unas escaleras en la que el jingle del Museo te despide para acto seguido toparte con una pintoresca tienda en la que puedes adquirir un recuerdo valioso del lugar.

Prohibido no tocar

Recorrer un museo convencional se hace en compañía de un guía que explica cada obra. La regla más importante es mantener el silencio y no tener contacto con ninguna pieza. En el Museo de los niños esto no es así.

Prohibido no tocar es la máxima filosofía del Museito, acompañada de ‘aprender jugando’ en un lugar que sirve como un “gran laboratorio para experimentar y explorar” y permita tanto a niños como jóvenes “resolver, explorar, inventar, relacionar, crear, participar y responder. Una nueva alternativa para educar a través de la recreación, estimular el aprendizaje a través del descubrimiento, enseñarle al niño un camino al conocimiento que parte de las cosas simples que lo rodean y lo llevan a otras más complejas”.

mabel-13

Vintage vs vanguardia

Tres décadas son las que ha vivido el museo, 35 años para ser exactos. Enfrentando dos periodos de revoluciones culturales y el paso a un nuevo siglo que trajo consigo diversos avances tecnológicos.

El reto del museo ha sido conservar cada una de sus exhibiciones, pero con el objetivo de quitar lo que ya se sabe y anexar lo que todavía no se conoce. Un ejemplo de ello es el área de la comunicación, un espacio en el que antes se hablaba de las telecomunicaciones, ahora se amplió para dar paso a la explicación de lo que hoy se conoce como las TICS: Tecnología de la información y la comunicación.

mabel-8

Mantener el museo al día con los espacios se logra a través de su equipo. Un grupo de docentes ávidos que están en constante vigilancia para actualizar los recursos y evaluar las maneras en que las actividades se vuelvan atractivas.

De igual forma hay exhibiciones que podrían considerarse icónicas del museo, por ejemplo: La molécula, el Piano gigante, Sobre ruedas, Sombra atrapada, Colores musicales, Reciclaje, entre otras.

Maravillosa realidad

Lo que en un momento pareció un sueño imposible, la entonces Fundación Festival del Niño logró con la ayuda de diversos benefactores lo que hoy conocemos como el Museo de los niños, un espacio ubicado en Parque Central, y que se conserva gracias a los ingresos de la taquilla.

mabel-12

Recorrer todo el museo consta de 24 horas, fraccionadas en tres días. Los guías del museo recomiendan a los padres comenzar por las áreas de mayor interés para el niño, de manera que este pueda gozar del tiempo requerido en cada exhibición sin preocuparse por el cierre del lugar. De igual forma, a los docentes se les explica que al momento de las visitas guiadas selecciones las áreas relacionadas con lo que los jóvenes y niños se encuentran estudiando.

El museíto abre de lunes a viernes, de 9:00 am a 5:00pm; y sábados y domingos de 10:00 am a 5:00 pm.

Si aún no lo visitas, La Guía de Caracas te invita a acercarte y a disfrutar del Museo de los niños y su maravillosa realidad, recuerda que nunca se es lo suficientemente grande para conocer y aprender.

mabel-5

COMENTARIOS

X