En Homenaje a Caracas, en su cumpleaños 451 los caraqueños la recorremos con amor

 

los-caobos-fuente

Foto: Williams Rebolledo @WR.Photographer

Caracas se encuentra llena de maravillosos tesoros, la capital donde cada uno desarrolla su rutina diaria es en realidad un museo al aire libre, si ponemos atención y observamos con detenimiento a nuestro alrededor nos daremos cuenta de que existen un sinfín de obras acompañándonos en nuestros trayectos, están allí silentes llenas de luz y color para decirnos hola y adiós cada vez que pasamos a su lado.

Santiago de León de Caracas es el nombre oficial de nuestro amado valle, un nombre que combina en perfecto equilibrio lo masculino y lo femenino, combinación que nos recuerda lo contrastante de su palpitar, nuestra ciudad nos puede sorprender gratamente cada día, si nos damos la oportunidad de recorrerla con calma y buen ojo.

16-gan

Los caraqueños contamos también con bellos espacios en donde el arte nos da la bienvenida para hablarnos de nuestro pasado, presente y futuro, y por esta razón para celebrarla, planificamos un recorrido por el Circuito Cultural, con nuestra copa vacía, ropa cómoda y llenos de curiosidad iniciamos este viaje bajándonos en la estación del metro de Bellas Artes, vamos rumbo a la GAN (Galería de Arte Nacional), el edificio en sí mismo ya es una obra de arte, no olvides mirar hacia arriba, son 30 mil metros cuadrados que albergan grandes piezas icónicas desde la época precolombina hasta nuestros días, puras obras maestras se encuentran en la planta baja, al llegar recordamos muchas de ellas, están en nuestra memoria colectiva, grabadas desde las páginas de nuestros libros de artística de la escuela.

Las piezas protagonistas de la famosa polémica de los Otero se encuentran aquí conviviendo ahora en idílica armonía, y aún en la carraca, Miranda espera pacientemente a sus visitantes para contar su historia, a la derecha y la izquierda se nos abren a través de los marcos ventanas hacia el pasado y momentos de gran importancia para el desarrollo de nuestra historia se encuentran congelados como bucles en el tiempo, para que podamos vivirlos de nuevo y ser parte de ellos. La Tempestad nos impacta con su realismo y el drama que se encuentra encarnado en sus personajes, y más adelante el movimiento cinético y el op art nos hicieron dudar de lo que veíamos.

6-gan

Las increíbles piezas de Lía Bermúdez parecen descansar allí posadas en la pared, tomando un respiro antes de continuar aquel vuelo que alzaron años atrás, cuando nuestra escultura se desprendió del suelo. Diversidad de materiales y técnicas nos guiaron al segundo piso donde exposiciones itinerantes del museo complementan el recorrido. Antes de partir la curiosidad nos lleva a explorar escaleras arriba, que grata sorpresa nos llevamos con las bellas obras en madera del Maestro Narváez. Ahora reponemos energías en el cafetín y continuamos el viaje.

Al salir bajamos hacia la plaza de los museos, el objetivo es visitar el MBA (Museo de Bellas Artes), son tres niveles cargados de maravillas, arte nacional e internacional se muestran aquí en impecable presencia. Cada piso está dotado de bellas obras, cubismo, realismo, expresionismo, hay para todos los gustos.

13-gan

La magia de la obra del Maestro Soto se encuentra presente para ser la protagonista en su sala, Reverón ilumina su espacio, mientras la caja de Duchamp llama la atención de los más pequeños y las distintas Dinastías representadas en la Cerámica China nos llenaron de asombro y admiración con su delicadeza y elegancia. Abajo en el jardín jugamos con el Rotante Máximo IV de Pomodoro y la Estructura Solar de Otero. Imposible no probar la torta de chocolate en el cafetín para poder continuar con este festín cultural.

Nuestro Tercer objetivo es capturar los tesoros escondidos dentro del Parque Los Caobos, Teresa de la Parra nos da la bienvenida, creada por Carmen Cecilia Caballero de Blanch y a mano izquierda la réplica de Efebo de Maratón nos invita a entrar al bello bosque, en medio de la expedición un majestuoso elefante dorado nos sorprende al refrescarse en un lago y luego nos sentamos a tocar en el piano de cola, solo los oídos mas afinados son capaces de escuchar esta melodía, seguimos el paseo cantando.

Foto Carlos Rebolledo @WR.Photographer

Foto: Carlos Rebolledo

Vamos al encuentro con ICARO de Felipe Herrera, que parece un poco afligido, y unos pasos más allá nos sorprende La otra mejilla de Mathisson, caminamos y no podemos evitar asomarnos y hablar a través de la Trompetilla para Sordos que Marcos Salazar colocó aquí. ¿Vieron la Centaura Justina de Gaudí Esté?, pensamos que pasó por aquí porque vemos huellas de sus ruedas en el camino, nos tropezamos con El Doblez de Sydia Reyes y nos hace reflexionar un poco sobre lo cotidiano y más tarde jugamos dando vueltas alrededor del Vuelo Cruzado de Pacheco, ahora vamos un tanto mareados.

los-caobos-angel

Ahora necesitamos descansar, y que mejor lugar para hacerlo que la refrescante fuente Venezuela que gracias a Maragall podemos disfrutar hoy día, cada escultura representa una región de nuestra hermosa Venezuela, escoge tu favorita. Ahora estamos listos para regresar a casa, atravesamos el parque para salir al final hacia Plaza Venezuela y allí nos terminamos de dar banquete, para cerrar nuestro recorrido con broche de oro, cruzamos por una estrecha caminería donde nos recibe la Magnífica Abra Solar del Maestro Otero en todo su esplendor, el reflejo de los rayos del sol y movimiento de sus piezas por la brisa nos captura toda la atención, por si fuera poco, unos pasos más adelante está el Mural que el genio de Cruz Diez creó para nuestro deleite Fisicromía Cóncavo – Convexa en homenaje a Don Andrés Bello. Ahora sentados en las banquetas vemos a todos nuestros compañeros de viaje, familias enteras que al igual que tú disfrutan de su ciudad, que mejor regalo para Caracas que caminarla así, la ciudad se nutre de la energía de sus habitantes y ella como una madre nos responde con la gratitud de sus oasis para el sano esparcimiento, ya te dimos el mapa, ahora el viaje depende de ti.

COMENTARIOS

X