Oswaldo Vigas : Sanando con el arte

A 92 años de su nacimiento

oswaldo_vigas-2

Cuando llega el momento de elegir una carrera profesional, este no siempre coincide con el encuentro de nuestra vocación, con frecuencia ocurre que el destino nos lleva a descubrir nuestra pasión laboral un tiempo después. Esta situación puede generar ansiedad durante la juventud, ya que, durante esta época son muchas las dudas y grandes las expectativas, pero al pasar el tiempo nos damos cuenta de que aquel camino recorrido por distintas disciplinas, ya sea con títulos obtenidos o sin ellos, nos convirtieron en seres únicos y particulares.

Ahora en la madurez poseemos una interesante y genial combinación de variados conocimientos que se complementan entre sí para convertirnos en un profesional que maneja múltiples herramientas. Cambiar de carrera a muchos puede parecerles ilógico o estresante, pero en realidad se trata de toda una magnifica aventura que nos lleva al encuentro con nuestro propósito, algo vital para ser felices en este mundo.

El Maestro Oswaldo Vigas fue uno de estos magníficos casos, luego de estudiar medicina y graduarse en la UCV, participaría varios años más tarde en el gran proyecto de Villanueva elaborando sus bellísimos murales desde Paris. La fusión de sus profesiones encuentra un punto máximo de expresión en sus obras que muestran el estudio del cuerpo humano, la anatomía vista desde otro punto, un enfoque que parece ir más allá de lo físico que se puede percibir desde el exterior, la apariencia queda colgada en el perchero y ahora el doctor revela nuestra verdadera esencia, allí plasmada en sus lienzos podemos ver el retrato del alma humana, inmortalizada en pintura, objeto de un estudio sin fin.

Las piezas de Vigas tienen un toque personal único, como es el deber ser de cada artista, ya sea que estemos ante un cuadro, una escultura, un hermoso tapiz, una pieza de cerámica, joyería o artesanía, cada obra tiene su esencia, impregnada de una dualidad que se debate entre la sencillez de las formas y la complejidad del concepto, en cada muestra podemos percibir esa búsqueda que marca el camino del arte, en este caso la investigación de la informalidad para redescubrir la esencia humana. El arte que Vigas nos brinda nos deja ver el interior de las cosas, los animales y los humanos, a manera de radiografías con su arte nos muestra lo que existe dentro, logrando el éxito de la existencia, aquel que se alcanza cuando consigues trabajar en lo que te apasiona y en simultáneo tu trabajo hace feliz a los demás.

En distintos planos y formatos experimentados logró bellísimos resultados y valla que se debe tener talento para lograr que el público se enamore de las brujas y los bichos, creo que veía el mundo como lo ven los niños, con esa curiosidad y autenticidad que los años nos hacen olvidar, Vigas encontró en la pintura el antídoto para este mal y burlándose del condicionamiento que tradicionalmente nos envuelve a todos, nos brinda la vacuna que entra a través de los ojos e inyecta el espíritu, para que podamos ver con la verdad el color y la forma que realmente tiene en su interior aquello que nos rodea. A 92 años de su nacimiento le rendimos un pequeño homenaje lleno de profundo agradecimiento, por mostrarnos una hermosa manera de ver el mundo y por dejar en el mundo tan en alto el reconocimiento al gran talento venezolano.

 

COMENTARIOS

X