Un día en el parque Simón Bolívar

Un día en el parque Simón Bolívar

 

A principios de este año se inauguró el nuevo parque de Caracas, el parque Simón Bolívar. Este parque se ha convertido en el nuevo plan para disfrutar Caracas y todos los espacios increíbles que esta nos ofrece. Es por esto que quiero compartir con ustedes mi experiencia el día que lo visité: qué hice, qué vi, en dónde estuve y cómo la pase. Entonces, si quieres saber un poco más del nuevo spot en Caracas y cómo cualquier caraqueño puede disfrutar de un día en el parque Simón Bolívar,  sigue leyendo.

parque-simon-bolivar-1Lo primero que noté cuando llegué es que la entrada para el parque es, por ahora, la misma entrada al Parque Del Este. Esto, sin embargo, me parece una ventaja, porque así pude pasear y disfrutar de los animales que aquí se encuentran, el lago, el monumento del barco de Francisco de Miranda, y más que nada, aprovechar las instalaciones de este parque, que muchas veces tomamos por sentado.

Luego de pasar un rato en el Parque del Este, crucé el puente que conecta un parque con el otro, el cual me pareció increíble. Cruzando, pude disfrutar de una de las mejores vistas, sino la mejor, que podemos ver de la Autopista. Vi cómo pasaban los carros, la esfera de Soto a lo lejos, y pude admirar lo maravilloso y perfecto de nuestra ciudad. Además, me encontré rodeada de familias con niños, parejas, adultos y jóvenes, que iban y venían de un parque al otro, por lo que me percaté de que muchos otros caraqueños estaban en el mismo plan que yo: pasar un domingo en familia y conociendo los nuevos rincones de Caracas.

parque-simon-bolivar-2Cuando llegué al otro lado, al parque Simón Bolívar, lo primero que encontré fue una avioneta que estaba ahí para que las personas entraran, la vieran y la pudieran conocer por dentro. También, muchos espacios verdes y dos carpas grandes, que supuse serán para eventos. Pero el elemento que probablemente me gustó y sorprendió más, fue el lago artificial del cual me percaté a lo lejos. Me senté en uno de los bancos situados al frente del mismo, y la paz que sentí me invadió. Además, la vista que se tiene de los edificios de Caurimare y de la Río de Janeiro, es simplemente espectacular. Creo que ha sido mi lugar favorito de Caracas hasta ahora.

Después, en mi afán de conocer más de este parque, subí al café que se ubica en la plataforma de una de las torres de control de ahí de la Carlota, lo cual me pareció un lugar muy original e interesante para montar un café. Ya arriba, me pedí un refresco y me lo tomé mientras disfrutaba de una de las mejores vistas de Caracas, El Ávila, la autopista y la Esfera de Soto. De nuevo experimenté la misma sensación que tuve en el lago, y creo que en general, el pasar una tarde en este parque te hace sentir mucha paz y cariño por lo hermosa que es Caracas.

Fuente: Mi Nube

Fuente: Mi Nube

Además de disfrutar del parque de Este y de conocer el parque Simón Bolívar, me di un tour por el museo del transporte, que queda al lado. Nunca había visitado este museo, y la verdad es que creo que no mucha gente sabe de él. Aquí pude conocer los modelos de carros y medios de transporte que se manejaban por las calles de Caracas en los siglos pasados, así como carros importantes que pertenecieron a presidentes como Rómulo Betancourt. Me impresionó la cantidad de carretas y carros extraños pero increíbles a la vez. Admito que fue una experiencia enriquecedora y mediante la cual pude conocer un poco más de Caracas.

En general, fue un día lleno de paz y admiración hacia la belleza de Caracas. Además, como caraqueña, puedo decir que se sintió muy bien contemplar mi ciudad desde otros puntos de vista y conocer más sobre esta. Creo que la moraleja de mi día conociendo el Parque Simón Bolívar es que muchas veces dejamos de lado esos rincones que Caracas tiene para ofrecernos, desde esos que son prácticamente patrimonio nacional, hasta aquellos espacios nuevos que cada día nos muestran una nueva perspectiva de Caracas.

COMENTARIOS

X